miércoles, 29 de noviembre de 2017

Algodonales – Zahara de la Sierra por el puente de Los Palominos

Aunque la salida no se produce en el mismo pueblo de Algodonales (podría hacerse sin dificultad alguna alargando algo la ruta), ni llegamos a entrar en Zahara, es una bonita ruta para dar un paseo entre ambas localidades siguiendo al río Guadalete primero, al arroyo Bocaleones después y, finalmente, subir hasta cerca de Zahara para bajar en ruta circular hasta el puente de Bocaleones en la carretera Zahara-Prado del Rey. A partir de aquí repetimos trayecto. El interés radica en seguir senderos de ribera (muy acogedor el tramo entre los dos puentes del Bocaleones, además acondicionado) y disfrutar de bellas vistas del pueblo serrano y su castillo.

Datos de la ruta: Distancia: 12 km / Desniveles: ±163 / Octubre de 2017


Para llegar al punto de inicio. Partiendo de la carretera A-384 a su paso por Algodonales, tomaremos la carretera de Zahara; poco después de bajar y dejar a la derecha la depuradora encontraremos un carril asfaltado que va al encuentro del Guadalete. Poco antes de llegar a él, a la derecha, en la zona de La Ponderosa, hay un descampado donde podemos dejar los vehículos.


Hemos dejado el inicio de nuestro sendero unos 100 m atrás cuando encontramos un pontón por donde cruzar el Guadalete. Una vez atravesado torcemos enseguida a la izquierda para seguir paralelos al río.


En un punto encontramos una pasada y al ceder la vegetación nos acercamos al cauce. Nos llama la atención ver al Guadalete con bastante agua en pleno periodo de sequía. La clave está en que la presa de Zahara está soltando agua para mantener cauce, aportar a los riegos de Villamartín y salvar al maltrecho embalse de Bornos, en estas fechas a un 17% de capacidad.


Vemos muchas acequias por la zona que deben formar un complejo de canales que riegan estas frondosas huertas, tradicionalmente famosas por su buena producción. En este punto, y sin casi darnos cuenta hemos dejado de seguir al Guadalete y ahora continuamos paralelos al Bocaleones.

Tras una loma aparece la torre del homenaje del castillo nazarí de Zahara de la Sierra…


…y poco después el pueblo casi al completo.


Sobre todo a la izquierda van quedando las huertas que comentábamos y algunas vegas recién sembradas. En lo alto los importantes olivares de la zona y elevándose sobre ello, los cerros que culminan en El Pulgón, tras los cuales se esconde la Garganta Verde.


Nuestro sendero llega a la carretera Zahara-Prado del Rey que seguiremos un tramo hacia la izquierda. Pronto encontraremos una antigua escuela rural…


…y lo que fue una venta rotulada como Casa de Curro el Cojo.


Tras dejar atrás estos caseríos abandonamos la carretera y bajamos a esta alameda bordeada por el tupido bosque galería del arroyo. Sin cruzarlo buscaremos a la derecha el inicio del sendero que nos lleva hasta el otro puente, el de Los Palominos.


El estrecho y coqueto sendero, últimamente rozado, es muy agradable de caminar, con laderas cada vez más pronunciadas a la derecha y algunas huertas que se intuyen al otro lado, comunicadas por este artesanal puentecillo.


Más o menos al llegar a esta angarilla el cauce se encajona entre inclinadas laderas…


…como vemos en esta foto, siempre con nuestro arroyo-guía a la izquierda.


Cuando el sendero se aleja un poco del cauce y su vegetación, aparecen los altos farallones del cerro de la Cambronera y aledaños.


Llegamos sin más al puente de Los Palominos. El origen del nombre proviene del apellido que tenía el antiguo dueño de la finca cercana, de hecho a poca distancia se encuentra el cortijo de ese nombre. Algunos aseguran que es de origen romano, convertido en un pontón para salvar al Bocaleones. El lugar invita a un descanso, más si tenemos en cuenta que ahora toca subir y bastante.


Un carril de subida, monótono y poco atractivo nos lleva hacia Zahara. Algún descanso para reponer fuerzas y contemplar el valle del arroyo por donde hemos subido y vistazos más lejanos hacia la sierra de Líjar nos animan un poco hasta que aparece otra vez, la encantadora Zahara.


Ya a las puertas del pueblo torcemos a la izquierda y bajamos por el cordel de Arcos hasta cerrar el círculo en el caserío junto al arroyo Bocaleones, donde podemos bajar al cauce y localizar el antiguo puente. Solo nos queda regresar a La Ponderosa por el mismo sendero. (Fot. Ernesto Pangusión Cigales).






©del texto y fotografías Pedro Sánchez Gil